Alimentación de los Rinocerontes

Alimentación de los Rinocerontes

Alimentación de los Rinocerontes

¿Qué comen los rinocerontes?

No son delgados, eso queda claro. El rechoncho cuerpo de los rinocerótidos necesita bastante alimento para mantenerse así, pero pese a que puede parecer que consumen toneladas de alimentos calóricos, lo cierto es que por su boca no pasan más que alimentos de origen vegetal.

Así pues, todas las especies de rinoceronte forman parte del grupo de los animales herbívoros. El tipo y cantidad de vegetación consumida varían de especie a especie, pues estas tienen diferentes áreas de distribución. La zona donde viven los rinocerontes negros (Diceros bicornis) alberga plantas que pueden no crecer en la región o hábitat donde existen rinocerontes de Sumatra, o estos incluyen mayor cantidad de especies de plantas.

En general, los miembros de la familia Rhinocerotidae sobreviven gracias a pastos, hojas, brotes, arbustos, árboles, cortezas, frutas y hierbas tanto terrestres como acuáticas. No desperdician la oportunidad de consumir cultivos agrícolas cuando se les presenta la oportunidad, y de ellos prefieren las lentejas y las papas. Las frutas son consumidas en cantidades pequeñas.

La cantidad de alimento consumido en un día por un rinoceronte de Java asciende a 50 kg.

Los rinocerontes negros parecen ser los más adaptables en cuanto a dieta, es decir, son capaces de consumir varios tipos de plantas de varias zonas. Se ha contabilizado un total aproximado de 220 especies en su dieta. No están especializados en el consumo de alguna vegetación en particular, pero muestran preferencia por las especies del género Acacia y de la familia Euphorbiaceae. Ellos comen hasta 23.6 kilos de comida cada día. Todos los rinocerontes necesitan alimentarse con frecuencia y en grandes cantidades debido a su dieta relativamente baja en calorías. En contraste, animales como los tiburones, que se alimentan de carne, no requieren comer todos los días.

Hábitos alimenticios de los rinocerontes

Par de rinocerontes comiendo pasto

El rinoceronte de Sumatra (Dicerorhinus sumatrensis) consume árboles, hojas y plantas jóvenes, y algunas veces ramas, cortezas de árboles y frutas como higos y mangos. El rinoceronte indio (Rhonoceros unicornis), además de hierbas, frutos, ramas y hojas, añade algunas plantas acuáticas y de cultivos. En el caso de las acuáticas, come mayor cantidad de especies altas que de plantas cortas. La especie de Java (Rhinoceros sondaicus) se alimenta de brotes, ramas, hojas y frutos caídos de muchas especies de plantas; la cantidad de alimento consumido en un día asciende a 50 kilos. Por último, al rinoceronte blanco (Ceratotherium simum) le gustan sobre todo las hierbas cortas, y es la especie que menos consume hojas, brotes, frutos, etcétera. Es un herbívoro casi puro.

La mayoría de ellos tiene la costumbre de lamer las sales de algunos depósitos puesto que estos contienen nutrientes que complementan su alimentación. También beben agua todos los días (a veces, más de 1 vez y de 56 a 94 litros diariamente), pero en épocas de sequía sobreviven hasta 4 o 5 días sin el líquido.

Hábitos de alimentación

Los labios prensiles les ha permitido arrancar y sujetar la comida que está en lo alto para que puedan llevársela a la boca.

Dedican las mañanas, las tardes y las noches a buscar alimentos en su entorno, y durante las horas más calurosas descansan a la sombra. Muchos usan sus patas para pisar o derribar árboles jóvenes y llegar a la comida de modo más fácil.

Los rinocerontes negros carecen de dientes en la parte delantera de la boca, pero en cambio poseen un labio superior prensil, es decir, con capacidad de agarre, al igual que el rinoceronte de Java. Los labios prensiles son una adaptación que les ha permitido arrancar y sujetar la comida que está en lo alto para que puedan llevársela al interior de la boca. El hocico presenta diferentes formas según la especie. El del rinoceronte blanco es amplio y cuadrado, una forma que facilita su alimentación basada en hierbas cortas, cerca del suelo. El intestino grueso suele contener bacterias que ayudan a fermentar la comida.